Te explicamos como cuidar y lavar nuestros productos para que se mantengan como el primer día y estén contigo durante mucho tiempo.

Cojín de lactancia

La funda exterior se quita fácilmente y puedes meterla en la lavadora con el resto de tu ropa. Lee la etiqueta cosida en la parte interior de la funda para saber su composición y temperatura de lavado. Si usas detergente suave mejor. Planchar a temperatura media y ¡lista para volver a enfundar!

El relleno también puedes meterlo en la lavadora (a máximo 30º). No uses suavizantes o detergentes que tengan cloro. Lávalo siempre con la funda exterior. Si la funda interior tiene algún rasguño o defecto, el relleno se puede escapar y dañar la lavadora. En este caso la funda exterior evita que se salga. Puedes secarlo al aire libre o en la secadora, a la mínima temperatura y con suficiente espacio de movimiento.

Mordedor

Prueba a poner el mordedor un rato en la nevera (no en el congelador) dentro de una bolsa de plástico para evitar que se moje, coja olores o se ensucie. El frío ayudará a aliviar el dolor que provoca la dentición.

La madera de los mordedores está tratada con cera 100% natural hecha a base de cera de abejas y aceite de coco virgen. Para limpiarla puedes frotar con una esponja humedecida. Deja que se seque completamente antes de volver a usar.

Si tienes que lavar el mordedor entero es recomendable hacerlo a mano con un jabón suave. Las orejas se pueden quitar para meterlas en la lavadora. En todos los casos dejar secar totalmente antes de su uso.

 

Manta de juego

Puedes lavar tu playmat o manta de juego en la lavadora con agua fría y usando poco detergente. Utiliza un ciclo suave.

Si la secas al aire libre colócala en horizontal y deja que se seque completamente. Si tienes secadora aún mejor, ponla a baja temperatura y añáde toallas secas para absorver mejor la humedad.

Ah y ¡no la planches! Por dentro es de poliéster.

¡Y a jugar otra vez!

Cojín de lactancia

La funda exterior se quita fácilmente y puedes meterla en la lavadora con el resto de tu ropa. Lee la etiqueta cosida en la parte interior de la funda para saber su composición y temperatura de lavado. Si usas detergente suave mejor. Planchar a temperatura media y ¡lista para volver a enfundar!

El relleno también puedes meterlo en la lavadora (a máximo 30º). No uses suavizantes o detergentes que tengan cloro. Lávalo siempre con la funda exterior. Si la funda interior tiene algún rasguño o defecto, el relleno se puede escapar y dañar la lavadora. En este caso la funda exterior evita que se salga. Puedes secarlo al aire libre o en la secadora, a la mínima temperatura y con suficiente espacio de movimiento.

Mordedor

Prueba a poner el mordedor un rato en la nevera (no en el congelador) dentro de una bolsa de plástico para evitar que se moje, coja olores o se ensucie. El frío ayudará a aliviar el dolor que provoca la dentición.

La madera de los mordedores está tratada con cera 100% natural hecha a base de cera de abejas y aceite de coco virgen. Para limpiarla puedes frotar con una esponja humedecida. Deja que se seque completamente antes de volver a usar.

Si tienes que lavar el mordedor entero es recomendable hacerlo a mano con un jabón suave. Las orejas se pueden quitar para meterlas en la lavadora. En todos los casos dejar secar totalmente antes de su uso.

 

Manta de juego

Puedes lavar tu playmat o manta de juego en la lavadora con agua fría y usando poco detergente. Utiliza un ciclo suave.

Si la secas al aire libre colócala en horizontal y deja que se seque completamente. Si tienes secadora aún mejor, ponla a baja temperatura y añáde toallas secas para absorver mejor la humedad.

Ah y ¡no la planches! Por dentro es de poliéster.

¡Y a jugar otra vez!

Si te ha quedado alguna pregunta sin resolver ¡no dudes en escribirnos!